El poder del relato

Desde hace algún tiempo vengo implementando en los procesos de facilitación de Hakuna Matata, diferentes cuentos y relatos ancestrales de distintas culturas y de diferentes tiempos. Llevados no solo a lo auditivo, si no también a lo kinestésico. Así es como hemos realizado ceremonias de cierre con las muñecas Abayomi.

Cuentan nuestros ancestros y ancestras afrodescendientes, que hace cientos de años, en los tiempos infames de la esclavitud. Muchos negros y negras eran arrancados en contra su voluntad de sus tierras ancestrales para ser trasladados de manera inhumana en grandes barcos «negreros» , hacinados, malnutridos, con pestes generados por la muerte de otros hermanos y hermanas en esa boragimen por resistir meses de viaje y llegar a nuevas tierras donde serían tratados como animales. En esos barcos también hallábase niños y niñas, quienes sufrían por tan trágico destino, la incertidumbre y la miseria humana en la que estaban inmersos y por la que injustamente estaban pasando.

Las madres en su dolor e impotencia por no poder menguar el penar de sus hijos solo con sus cantos y arrullos, se rasgaban trozos de sus endebles ropajes para que a través de trenzas y nudos, atar uno a uno estos trozos y retrasos de tela, para armar las más hermosas muñecas , con las cuales podrían atenuar la pena de sus críos. Cuentan las abuelas, que en cada nudo , las madres le ponían una gran intensión, algo así como un deseo profundo desde su corazón , para sellar en ellas un poco de su alma, un poco de su ser, pues si bien no sabían a donde eran llevados, sabían que no volverían a ver a sus hijos. Esta práctica ritual sella de manera mágica los buenos deseos que tienen los seres queridos para sus pares. Abayomi significa te entrego una parte de mi para ti, por eso cada vez que creamos una, no es para si mismo, si no para entregársela a otra persona a la cual queremos proteger con la magia más poderosa que existe, el amor de una madre.

Cada vez que elabores una, hazlo con intensión, estás plasmando en ella energías bonitas y sanadoras.

Esto que te comparto es creencia de mi pueblo, y que ahora lo abrazo con cariño y lo comparto en el cierre de procesos potentes. Aquí te dejo un link del vídeo de cómo se hacen. Déjame en los comentarios que te ha parecido y si es que ya sabías de este relato y de esta práctica. Si has sido bendecido alguna vez , con un regalo de Abayomi publicalo con este hashtags #HakunaMatataQueTodoFluya #MuñecasAbayomi para apreciar su belleza.